Ardillas de Richardson

Aunque son muy parecidas a los perritos de la pradera en múltiples aspectos, las ardillas de richardson son más pequeñas y debido a ello, están más extendidas como mascotas que sus simpáticos parientes.

Requieren una jaula amplia con plataformas, multitud de juguetes, túneles y guaridas. Su alta actividad y curiosidad requerirá ir rotando los juguetes para que los animales no se aburran y siempre tengan algo nuevo con lo que entretenerse.

Su dieta es omnívora y debe basarse en hierbas, henos, frutas, verduras, insectos y pienso completo sin mixturas para roedores omnívoros.

Las ardillas de richardson disfrutarán enormemente de las salidas de la jaula por zonas controladas de la casa, y aprovecharán estos momentos para jugar, explorar e interactuar con su propietario.

Como con la mayoría de las ardillas, su socialización requiere tiempo y cariño. Sin embargo, estas mascotas tan traviesas y juguetonas pueden llegar a ser muy divertidas para quienes disfrutan con animales de alta energía y gran carisma. Por desgracia, hoy en día su comercialización ha sido prohibida en nuestro país.


Aquí encontrarás nuestra selección de productos para Ardillas de Richardson

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí.